Sidebar Menu

 

Nadie pidió esta situación. La vida nos está cambiando en casi todos los frentes. Muchos planes que teníamos para los próximos 2 a 6 meses tendrán que cambiar. Ya no podremos ir a ese crucero qué tanto soñamos, o al concierto para el que ya habíamos pagadas las entradas. Tal vez hayamos perdido el empleo o tengamos miedo de que esto suceda.

 

Cuáles son tus fortalezas, tus capacidades, para ponerlas al servicio de los demás.

 

Nos invade una sensación de rabia e injusticia y de pérdida de control, sentimos que otros deciden por nosotros nos sentimos aprisionados física y emocionalmente.

Dicen que el marinero no puede controlar la dirección y la fuerza de los vientos, pero sí puede decidir cómo orientar las velas para navegar en la dirección que quiere. 

De la misma forma, hay muchas cosas de nuestro entorno que no podemos controlar en este momento; de lo que sí tenemos total control es de cómo queremos vivir y relacionarnos con las circunstancias.

 

¿Cómo quieres vivir tú esta situación?

Para encontrar la respuesta, te invito a responder estas 5 preguntas poderosas, que te ayudarán a salir del resentimiento y a no sentirte víctima de la situación, para sentirte empoderado y lleno de entusiasmo.

Estas 5 preguntas son:

  • ¿Qué puedo Aprender de esta situación?

    O que ya has aprendido o estás aprendiendo. Reconocer que puedes aprender algo que te ayude a expandir tu zona de confort, te lleva a vivir la situación en modo aprovechamiento y a reconocer el valor del “regalo” que esta te trae. Puedes aprender a hacer labores en tu casa (cocinar, hacer arreglos, etc.) o formas nuevas de trabajar (hacer negocios en el mundo digital, una nueva forma de relacionarte con tus clientes). 

  • ¿A quién puedo ayudar?

    Para responder esta pregunta, reconoce cuáles son tus fortalezas, tus capacidades, para ponerlas al servicio de los demás. luego identifica quién o quiénes pueden beneficiarse de tus capacidades. Es como unirla oferta con la demanda. Al responder esta pregunta pueden surgir para ti nuevas oportunidades de negocios.

  • ¿Qué oportunidades se abren para mí?

    Las oportunidades son puertas que se abren para transitar por nuevos caminos. Pueden ser oportunidades para transformarte, para crear algo, para crecer, para expresar. Pueden abrirse oportunidades para compartir más con tu familia, para hacer ejercicio, para meditar.
  • ¿Qué puedo ganar?

    En las crisis tenemos mucho por ganar, adentro y afuera. En río revuelto, ganancia de pescadores. Recuerda que mientras unos lloran, otros hacen pañuelos. Puedes ganar mayor visibilidad en tus clientes potenciales, puedes ganar dinero. Sí, está bien que ganes mucho dinero si estás ayudando a muchas personas.

  • ¿Qué sí puedo hacer?

    Esta es la pregunta final, porque reúne a las anteriores. Con todos tus nuevos aprendizajes, con el reconocimiento de tu capacidad de servir a otros, con ver las oportunidades y las posibilidades de ganar, cuáles son esas cosas que sí puedes hacer. No te desgastes quejándote de lo que no puedes hacer. Pasa la página. Enfócate en lo que sí puedes hacer y hazlo. 

 

Responder estas 5 preguntas poderosas te permitirán reconocer que el poder está siempre dentro de ti y te ayudarán a recuperar la confianza en ti mismo y a convencerte de que, no importan cuáles retos te ponga la vida, siempre podrás afrontarlos y salir con ganancias y siendo más grande que antes.

 

Te deseo que, al final de esta historia, tú y yo podamos decir:  ¡Esto fue lo mejor que nos pudo haber pasado!

Humberto Rueda.

 

 

 

Back To Top